Cómo mantener la casa limpia y ordenada

Publicado el : 19/02/2019 15:43:00
Categorías : Consejos , Decoración

Si te gusta tener una casa ordenada y limpia hoy te ayudamos con consejos muy sencillos para que todos en la familia nos impliquemos en esta labor. Disfrutar del orden en casa no es solamente una cuestión estética. Cuando acaba nuestra jornada de trabajo o tus quehaceres diarios, encontrar la casa en perfecto estado, recogida y limpia mejora el estado de ánimo, nos hace sentir mejor y facilita el descanso.

Orden en el dormitorio

Es cuestión de seguir sencillas rutinas que ayudan a que las tareas queden terminadas casi sin darnos cuenta. Cada mañana, mientras nos arreglamos o desayunamos ventilaremos nuestro dormitorio para después hacer la cama. Una tarea sencilla que proporciona la agradable sensación de descansar cada noche sobre una cama perfectamente hecha.

Antes de salir de casa cuida que todas las zonas que has utilizado queden limpias y ordenadas. Hay que mantener la cocina recogida tras el desayuno e ir devolviendo a su sitio todo lo que se utiliza en el baño, incluso se puede limpiar si sobra un poco de tiempo.

Orden hogar

Si cada miembro de la familia está pendiente de dejar las cosas en su sitio y despejar los espacios tras usarlos, todos podemos disfrutar del buen ambiente que crea el orden y la limpieza. Y con muy poco esfuerzo.

Al llegar a casa no hay que ir soltando las cosas desde la entrada. Es mejor, dejar las cosas ordenadas, el abrigo, bolso, cartera, eso que has comprado… Un zapatero y un perchero en la entrada puede ser un elemento imprescindible, el espacio donde colocar tus cosas. Eso sí, si se vas acumulando unas prendas encima de otras, necesitarás dedicar tiempo para despejarlo de nuevo.

Tras la cena, la mejor costumbre es dejar la cocina despejada y el lavavajillas puesto para encontrar otra vez todo limpio por la mañana.

Orden en la cocina

También, resultará muy cómodo y útil dejar preparada la ropa del día siguiente justo antes de acostarse. Así se gana tiempo al día siguiente y además, de evitar el estrés, se evita el desorden.

Con estas sencillas rutinas la casa se mantendrá ordenada y limpia y cuando el tiempo lo permita, se puede revisar lo que no usa para retirar, limpiar y ordenar a fondo. Pero recuerda que no sirve de nada pasar un día entero ordenando si luego en nuestro día a día no somos capaces de conseguir rutinas que mantengan ese trabajo.

Compartir