Cómo lavar y guardar el relleno nórdico

Publicado el : 31/03/2016 12:59:31
Categorías : Consejos

Con la primavera llega el buen tiempo y la hora de cambiar la ropa de cama de invierno por otra más fresquita; hora de cambiar nuestro nórdico por una colcha de entretiempo. Una buena oportunidad para dar un nuevo aire a la decoración de la habitación utilizando los colores de la temporada y estampados más primaverales. A la hora de guardar el relleno nórdico para la próxima temporada, es importante guardarlo en perfectas condiciones para que cuando empiece el frío encontrarlo como nuevo y darle una larga vida.

No es necesario lavar el relleno nórdico todos los años, puedes hacerlo en años alternos, pero hay que evitar guardarlo sucio o con mal olor y siempre debe de lavarse si hay mascotas en casa que se suban a la cama. Si este año no lo vas a lavar, sí que es importante ventilar y airear el relleno dos días antes de ser guardado, para quitar el polvo y la humedad. No utilices el aspirador sobre el nórdico ya que puede separar los hilos de la prenda.

Existen diferentes tipos de relleno nórdicos y es importante seguir una limpieza de acuerdo a su composición.

Si el relleno es de plumón o pluma natural es recomendable acudir a un especialista como una tintorería o lavandería, ya que tienen un interior muy delicado. Ellos darán el tratamiento adecuado para su desinfección y cuidado. En muchas tintorerías y lavanderías hay ofertas en el lavado de rellenos nórdicos y mantas al acabar el invierno. Los rellenos acrílicos o de microgel,  puedes  lavarlo en casa con muy buenos resultados.
Relleno nórdico

Comprueba que la capacidad del tambor de la lavadora es adecuado al tamaño del relleno. Es fundamental seguir las instrucciones de lavado del fabricante; normalmente a menos de 40 º, con la mínima cantidad de detergente y nada de suavizante. Puedes incluir varias pelotas de tenis para que no se apelmace. Si es posible utiliza siempre secadora a baja temperatura para que el relleno quede completamente seco o espera que esté completamente seco antes de guardarlo.

Lo ideal es guardarlo en su bolsa original ya que su tamaño y tejido es perfecto para ello. Muchos fabricantes utilizan fundas de algodón perfectas para  el guardado del relleno nórdico ya que permiten la transpiración del producto y evita que acabe con manchas de humedad o malos olores. Si ya no dispones de ella, se pueden encontrar bolsas de tela transpirable especiales para rellenos nórdicos.

Nunca lo guardes en bolsas de plástico, ya que podría estropear el interior. El guardado en bolsas al vacío no es muy recomendable, sobre todo para rellenos naturales,  ya que al comprimir las plumas pueden perder cualidades. Aunque los rellenos sintéticos se ven menos perjudicados por este sistema, es recomendable recurrir a ello sólo en casos en los que no pueda almacenarse de otra manera.

Guárdalo en un lugar sin humedad para evitar que se estropee y la proliferación de olores y bacterias. En la medida de lo posible, no coloques otros artículos pesados encima del relleno nórdico para que no se aplaste el  interior. Ahora sabes que tu nórdico estará en perfectas condiciones cuando  vuelva el frío.

Ya puedes dar la bienvenida a las colchas y boutis que son tendencia esta primavera.

Compartir